Existe una mejor percepción del usuario delante de las marcas que aportan su granito de arena a la sostenibilidad y el respeto hacia el medio ambiente.

El Green Marketing es aplicable no solo a grandes corporaciones, también a la pequeña y mediana empresa.

Ni una pandemia global ha podido parar la tendencia de las marcas (¡y la sociedad!) hacia lo ‘verde’. La sostenibilidad y el respeto por el medio ambiente se han posicionado como uno de los factores importantes dentro de la mentalidad de algunos targets.

«La sostenibilidad se ha convertido en un aspecto clave para fidelizar consumidores y mejorar la percepción y reputación de las marcas», tal como indica este estudio de Social Bakers que explica MarketingDirecto en este artículo. Y es que las empresas pueden mejorar hasta casi un 15% la percepción desde el momento que se empiezan a implicar.

Este otro estudio de SAP, en abril 2021, concluye que hasta el 42% de los participantes considera la ‘sostenibilidad’ una cuestión muy importante. Según Carlos Díaz, Chief Sustainability Officer de SAP para el Sur de EMEA, “Para responder al interés que los consumidores están mostrando por las prácticas sostenibles, las empresas deben combinar tres tipos de indicadores: lo que los clientes solicitan en materia de sostenibilidad y por lo que están dispuestos a pagar; la información financiera, clave para poder crear los escenarios de inversión y rentabilidad, y la tercera, los datos de sostenibilidad de sus operaciones con emisiones tipo 1, 2 y 3, cumplimiento de estándares, etc. Solo así las empresas saben lo que quieren sus consumidores, qué acciones pueden permitirse tomar y cómo impacta en el perfil verde de sus productos”.

Vamos a repasar algunos motivos por los que deberías adentrarte en el Green Marketing – ¿por qué debería aplicar Green Marketing a mi empresa?

1 – Por responsabilidad con el entorno y por las futuras generaciones: es primordial. Comunicación con propósito. Ya no vale sólo con hacerlo para posicionarte pero sin actuar. El usuario percibe la implicación de las empresas y cada vez comprende más los procesos que se llevan a cabo, así que una empresa que actúa y no sólo predica, tendrá una reputación de marca y un engagement muy superior.

2 – Para conectar con tu público: tu público es dinámico, también se mueve por tendencias y por sensibilidades. Y si una de las sensibilidades actuales es la sostenibilidad y el medio ambiente, tu compañía debe estar ahí e ir de la mano con su target. Y todos los estudios apuntan en la misma dirección, es una preocupación palpable y creciente.

3 – Para acabar vendiendo más y mejor: es el último paso. Si mejoras los procesos, lo demuestras y lo comunicas bien, puedes llegar a tener una percepción del valor de tu producto mucho mayor que si no lo haces. Es el resultado final de hacer las cosas bien. De actuar con responsabilidad.

Desde Blue Zone hemos desarrollado un prototipo de evento sostenible que contempla todas las variables que existen para diseñar y ejecutar un ‘Green Event‘ (si quieres tener más información acerca de este tema… ¡escríbenos a info@bluezoneagency.com!)

En conclusión, la sostenibilidad puede compaginarse con la innovación. Pensar procesos de sostenibilidad, desarrollarlos, medirlos, comunicarlos y analizarlos puede conformar un proceso claro de innovación o puede formar parte de él. Igualmente, es habitual encontrar que se traten por separado. Aunque los resultados pueden ser de percepción, existe una parte que cobra especial importancia alrededor de las mediciones. El data pasa a ser lo que toda empresa quiere tener para mostrarle al mundo lo bien que lo hace y lo responsable que es respecto al medio ambiente.

Y sí, todo esto es con la excusa del día internacional del medio ambiente, el 5 de Junio.